Posts

Antoni Biada: Creían que dentro de la locomotora había caballos (La Vanguardia)

Festejos en Mataró

“¡Comer en Barcelona y cenar en Mataró!”, se maravillaba la gente en la inauguración de esa línea férrea, el 28 de octubre de 1848, la primera de España. Hoy el tren resurge en España como medio de transporte sostenible y cómodo. Por eso Antoni Biada ensalza la figura de su antepasado Miquel Biada – creador de esa ferrovía-desde el Cercle Històric Miquel Biada (www.biada.com), que colabora con el Ayuntamiento de Mataró en los festejos del 161. º aniversario del ferrocarril Barcelona-Mataró (hoy, en la plaza Santa Anna de Mataró habrá una locomotora de vapor y una maqueta de modelismo ferroviario). Y Biada aplica en internet (www. einnova. com) el innovador ejemplo de su ancestro.

vamela_lavanguardia

Antoni Biada, descendiente del impulsor del primer ferrocarril en España

“Creían que dentro de la locomotora había caballos”

VÍCTOR-M. AMELA  – 24/10/2009

Tengo 37 años. Soy de Barcelona. Soy innovador, asesor en marketing ´low cost´.  ¿Política? Creo en personas. Presido el Cercle Històric Miquel Biada. Celebramos 161 años del tren Barcelona-Mataró

¿Quién fue Miquel Biada?
 El hombre que trajo el ferrocarril a España, el 28 de octubre de 1848, hace ahora 161 años.

Barcelona-Mataró, ¿no?
Sí. Construir ese tramo de ferrocarril le quemó la fortuna, la salud y la vida, ¡pero lo logró!

¿Qué relación guarda usted con él?
Era el bisabuelo de mi abuelo, soy su descendiente directo en línea masculina.

¿Qué diría Miquel Biada si viese nuestros trenes actuales?
Le asombraría que el recorrido en tren Barcelona-Mataró sea hoy más lento que cuando se inauguró en 1848.

¿De verdad?
Ir de Mataró a Barcelona eran cinco horas de carro con una hora de descanso para los caballos, por malos caminos y con riesgo de bandidaje. ¡El tren redujo el trayecto a media hora! Un éxito. Hoy, con paradas, el tren tarda 50 minutos. Y, claro, muchos prefieren su automóvil. ¡Falta una buena planificación de la red de cercanías de Renfe!

¿Cómo se le ocurrió a Biada lo del tren?
Vio el primer tren fundado en Cuba, y cruzó una apuesta ante un periodista catalán: “Uniré Mataró y Barcelona por tren”. Biada era de Mataró, y había emigrado a Sudamérica para prosperar. Volvió a Catalunya rico, pero en vez de edificarse una mansión de indiano, se volcó en ese proyecto del tren.

¿Y le costó la fortuna y la vida, dice?
Años de luchas: el gobierno español le dio la espalda, y con capital inglés y el de doce heroicos socios barceloneses (después de que otros tantos dimitiesen), tiró adelante la empresa en medio de una crisis durísima.

¿Como la crisis actual?
Similar: quebraban bancos en Londres, las bolsas se hundían, el paro se extendía, nadie pagaba, había revolución en París, Marx redactaba el manifiesto comunista…

Peor que hoy, pues.
Los ingleses iban a retirar su dinero, y Biada les convenció de que aguantasen, y su coraje y entusiasmo animó también a sus socios catalanes a pagar y resistir: así atravesaron la crisis y, contra pronóstico, el tren se terminó. ¡Tuvieron muchísimo mérito!

¿Cuál fue el presupuesto del proyecto?
Veinte millones de reales de vellón. Cuando se inauguró el tren todo fueron vítores, pero hasta entonces muy pocos creyeron en él.

¿Tanta desconfianza había?
España estaba muy atrasada. Muchos sospechaban que dentro de la locomotora había caballos. Otros denunciaban que las vías se engrasaban con grasa de niños asesinados…

¡No!
Y otros temían que el ferrocarril provocase incendios en cosechas, y otros sostenían que el traqueteo del tren desataría enfermedades nerviosas en los pasajeros…

Pobre Biada…
De noche, durante las obras en las vías, ¡se paseaba armado, para ahuyentar a saboteadores! Toda esta lucha y desvelos fueron minando su salud, contrajo una pulmonía…

Pero al final tuvo su recompensa.
Llegó tarde: Miquel Biada murió pocos meses antes de la inauguración de su tren…

Oh.
Pero su ejemplo cundió y a partir de entonces despegó el ferrocarril en España. La corte real impulsó un tren que unía Madrid con el palacio de Aranjuez… En Catalunya, sin ayudas públicas: ¿sabe qué respondía el gobierno español a la burguesía barcelonesa que solicitaba fondos para un tren que transportase sus mercaderías hasta Madrid?

¿Qué?
Que las llevasen por mar hasta Valencia, y que allí las subiesen al tren de Madrid. Aquí se hizo todo con capital privado catalán.

El tren Mataró-Barcelona ¿triunfó?
Ha sido siempre el tramo ferroviario más rentable de España, hasta hace poco, y hoy es el segundo. Y abrió las mentes y las expectativas e impulsó la economía catalana: antes, los productos no podían llegar a tiempo al mercado de Barcelona, así que ese tren estimuló la producción y el comercio.

¿Qué enseñanza podemos extraer hoy del ejemplo de Biada?
Ante la crisis, ¡trabajo! De esta crisis no nos sacará ningún gobierno, sino el coraje, el empeño y el trabajo de pequeños emprendedores, las microempresas.

¿Sigue el modelo de su antepasado?
Yo estoy convencido de que internet es el ferrocarril por el que circulará todo: es el tren de futuro, una infraestructura tan imprescindible ahora como la vía férrea lo era hace 161 años. Él se arruinó en Venezuela pero perseveró y remontó; y yo, cuando hubo la crisis puntocom, aguanté y perseveré.

¿En qué?
Asesorando a todo tipo de empresas en la práctica de un marketing de bajo coste. La red permite un marketing muy barato y eficaz: ayudo a crear y promocionar páginas web que ascienden a los primeros puestos de visibilidad y consulta, y eso multiplica en esas empresas sus contactos y pedidos.

¿Funciona, pues?
Veo, sobre todo, que las micropymes están siendo más ágiles que empresas mayores. Durante la crisis. com,los que no desfallecieron ¡prosperaron mucho! Y ahora sucederá lo mismo: hay que confiar sin desfallecer.

¿Qué memoria guarda su familia de la figura de Miquel Biada?
La de un hombre romántico y emprendedor que no se arredró. Merecería mayor reconocimiento público: creyó en la innovación, y hoy necesitamos esa misma pasión.

Contra LA VANGUARDIA
La Contra de Victor Amela con Antoni Biada en formato PDF

Más apariciones en prensa:

Negocios en Internet para sortear la crisis, economia Expansión

Negocios en Internet para sortear la crisis

Negocios en Internet para sortear la crisis

Innovación propia, economia diari AVUI

Innovació Propia

Innovació Propia